¡Naranjas de la China!

¿Sabías que “naranjas de la China” es una expresión popular para expresar escepticismo acerca de la existencia de una cosa o la verdad de una afirmación? Viene de la época en la que la gente no creía que las naranjas vinieran de un lugar tan exótico y lejano. Actualmente, las naranjas de la China son los deliciosos kumquats o quinotos.

Y sin embargo era verdad:las narajanjas realmente vinieron de China

Un interesante libro de Maguelonne Toussaint-Samat, una escritora francesa nacida en 1926, premiada por la Academia Francesa y autora, entre otras numerosas obras, de unos veinte libros sobre alimentos y cocina, es “Historia natural y moral de los alimentos”, publicada en 1991. Precisamente en este libro la autora explica que la primera mención escrita de la naranja es un antiguo manuscrito chino escrito más de dos mil años antes de nuestra era, en el que se narra que una cesta con pomelos y naranjas envueltos en un pañuelo de seda bordado, fue entregada como tributo al emperador Tayun. Así es que las naranjas pasaron de la China a la India y de la India a Occidente siguiendo la ruta de la seda, o tal vez de Palestina por la ruta de los cruzados, o de Cartago a Sicilia y de allí al resto de Europa… Todavía es un misterio.

Naranjas en todos los idiomas

Una cosa son las variedades de naranjas y cómo sus nombres se han adaptado a la lengua española, por ejemplo la Washington que es conocida como Guasintona o la Newhall llamada Neujol, y otra muy distinta es cómo se dice “naranja” en otras lenguas. Es interesante saberlo porque los nombres nos dan pistas acerca de cómo la naranja se extendió por todo el planeta: por ejemplo en Grecia se llama “portokalos” ya que fue llevada a ese bello país por los portugueses. Naranja proviene del sánscrito “narangah” que quiere decir algo así como … ¡veneno para elefantes! En realidad, una antigua leyenda narra que un elefante fue víctima de su propia glotonería comiendo naranjas. Casi sin modificaciones pasó del sánscrito al árabe y del árabe al castellano; en la mayoría de las lenguas los nombres son modificaciones o adaptaciones de esta palabra o de la inglesa “orange” como también se llaman en francés. Otra curiosidad: no todos los países de habla castellana llaman naranja a la naranja; por ejemplo en algunos países centroamericanos como Puerto Rico y la República Dominicana se llama “china”, como un homenaje a su origen oriental.

Las actuales naranjas de la China

En la actualidad, se llama “naranja de la China” a un cítrico muy curioso: es el más pequeño de la familia, el único de cáscara comestible, llamado naranja enana, kumquat o quinoto. La pulpa es muy ácida por lo que, como fruta fresca, se consume solamente la piel. En realidad, es ideal para preparar conservas como quinotos o kumquats en almíbar, encurtidos o agridulces, en vinagre o almíbar, aromatizados con canela y clavo de olor.

Foto: vía Wikimedia

Naranjas viajeras

Comprar naranjas por Internet es hoy en día la oportunidad de acceder a frutas frescas y libres de productos químicos. En realidad, las naranjas que adquirimos en el mercado son sometidas a diferentes procesos para garantizar su llegada al público en buenas condiciones, ya que en muchos casos deben viajar miles de kilómetros para llegar a la mesa de los consumidores.

Datos sensibles de la naranja
Las partes de la naranja pueden resultar afectadas por diferentes factores: la cáscara exterior, de color amarillo naranjado, donde se encuentran las vesículas de aceites esenciales con el característico aroma cítrico, y el interior con sus 8 a 10 segmentos llenos de bolsas de zumo. Según la época del año en que las adquiramos, tendremos naranjas de invierno, provenientes de los países del Mediterráneo, entre noviembre y junio, y las de verano provenientes de los países de ultramar, entre junio y noviembre. La madurez del fruto se establece a nivel industrial, por un índice llamado “Brix” que relaciona la proporción de azúcar / ácido de la fruta. Una naranja de buen sabor tiene un “Brix” de entre 10 y 16. El mejor señalador de frescura es el extremo del tallo o pedúnculo que la unía al árbol; si está seco, se trata de una naranja poco fresca. El color no es un indicador de madurez ni frescura, pero sí el brillo superficial de la cáscara.

Naranjas marineras
Las naranjas que viajan en barco desde el lugar de origen hasta el de consumo deben ser acondicionadas especialmente, para evitar su deterioro y garantizar que lleguen con buen aspecto a la mesa de los consumidores. Estas frutas por lo general se embalan antes de su maduración completa para que pasen un proceso de post maduración en cámaras; deben ser lavadas para eliminar suciedad, moho, residuos de fumigación e insectos. Las naranjas que no desarrollan el color típico son sumergidas en un baño de colorante a temperaturas de 45 a 50° C y para que toleren el viaje son recubiertas con una capa de cera y tratadas con conservantes. Además, hasta el momento del embarque, son almacenadas en cámaras frigoríficas.

Cómo viajan las naranjas
Las naranjas pueden viajar en cajas de cartón, cajas de madera o bolsas de malla. Sus medios de transporte son los barcos, aviones, camiones o ferrocarril, pero siempre deben hacerlo en contenedores refrigerados con suministro de aire fresco o atmósfera controlada; además, son muy sensibles al impacto y presión, por lo que la carga debe ser manipulada con cuidado. También debe ser protegida de la humedad, y durante el viaje, debe medirse constantemente la temperatura de la pulpa, ya que si se aleja de los valores mínimos y máximos establecidos, las naranjas se echarían a perder rápidamente.

Foto: vía Morguefile

La naranja fallera

Comprar naranjas en lanaranjafallera.com es también una experiencia agradable. Su página web es super intuitiva, con un diseño amable a la vista, y desde la primera página es facilísimo escoger el producto que queremos y realizar la compra.

Si compras antes de las 13h puedes llegar a recibir las naranjas al día siguiente. Además ofrecen una serie de servicios personalizados en los que se nota que es una empresa a la que puedes llamar por teléfono y ser atendido personalmente. Es posible realizar pedidos regulares (cada semana, cada mes, etc.). También puedes enviar las naranjas como regalo a quien tu quieras.

Productos que ofrecen: naranja navelina (de noviembre a enero), naranja navel (de diciembre a marzo), naranja navel lane-late (de febrero a mayo), naranja valencia late (de febrero a mayo), mandarinas Marisol, Oronules, Loretina, Clemenpons, Orogrande, Clemenules, Clemenvilla, Fortune y Hernandina. A destacar es la sección de ofertas especiales que harán bajar el precio. Puedes comprar 3 cajas y obtener un 15% de descuento. También te descuentan un 15% si traes a un amigo. Puedes consultar el resto de ofertas aquí.

Política de garantía y devolución: tienes 24 horas para probarlas y si no quedas satisfecho te devuelven el dinero.

Precios de muestra

Naranjas de mesa:

  • Caja 8 kg. por 22 €
  • Caja de 16 kg. por 29 €

Naranjas de zumo:

  • Caja 8 kg. por 21 €
  • Caja de 16 kg. por 25 €

Mandarinas:

  • Caja 8 kg. por 23 €
  • Caja de 16 kg. por 25,90 €

Quieronaranjas.com

Naranjas de Valencia de gran calidad directamente del árbol a tu casa en menos de 24 horas. Ese es el compromiso de Quieronaranjas.com con sus clientes.

En Quieronaranjas.com nos aseguran que las naranjas son recogidas del árbol justo en el momento en que hacemos nuestro pedido, no antes. Por tanto, si haces una compra de naranjas en Quieronaranjas.com se puede decir que estás comprando naranjas directamente del árbol, ya que llegan en menos de 24 horas a tu casa.

Además, garantizan que la fruta es de primera calidad y no ha sido tratada químicamente para su maduración.

Te ofrecen naranjas, mandarinas, caquis, cajas mixtas de naranjas y mandarinas, de naranjas y limones o de naranjas y caquis. Muy interesante es el producto «naranjas baratas». No se trata de naranjas «malas» o de baja calidad, sino que son aquellas naranjas que tienen algún pequeño defecto o mancha que impide su comercialización normal. La calidad es la misma que el resto de naranjas, pero nos vamos a beneficiar de su precio mucho más bajo.

Otros productos que ofrecen: Miel de azahar, productos valencianos, cajas regalo, tomate valenciano, hortalizas, melones y sandías.

La navegación por la página web es sencilla e intuitiva. Botones de compra algo pequeños para nuestro gusto, pero comprar resulta muy sencillo.

Finalmente, por cada caja de fruta que compramos nos dan 1 punto para canjear por regalos en su programa de puntos.

Precios de muestra:

  • Naranjas mesa: 1,75 € / kg.
  • Naranjas zumo: 1,40 € / kg.