Cítricos, dietas y salud

Naranjas

Los cítricos en general y las naranjas en especial, son frutas extraordinarias: sus propiedades, junto con la deliciosa pulpa y abundante jugo, las convierten en verdaderas aliadas a la hora de programar una dieta para adelgazar. ¿Quieres saber por qué? Aquí te revelamos todos los secretos.

Naranjas

Ricos en nutrientes y vitaminas
Los cítricos son verdaderas fuentes de Vitamina C o ácido ascórbico, la mejor defensa contra las infecciones y los resfríos. Además, estos elementos son poderosos antioxidantes. Sin embargo, debes tener en cuenta que la vitamina C contenida en el jugo de los cítricos se pierde sus propiedades rápidamente, por lo cual los jugos de cítricos deben beberse recién exprimidos. También puede conservarse algunas horas en el refrigerador, en recipientes no metálicos de color oscuro para evitar el efecto de la luz. Se destaca también el contenido en naringenina y hesperidina de los pomelos, dos “bioflavonoides” que favorecen la salud cardiovascular y previenen el desarrollo de células cancerígenas.

 Dietas y salud
Por estas razones entre otras, los cítricos son importantes componentes de las dietas para adelgazar, ya que aportan nutrientes, vitaminas, fibra y minerales, y sus ácidos son considerados verdaderos “quema grasas”. Por ejemplo, la mandarina es ideal para las dietas bajas calorías ya que aporta menos azúcares que otros cítricos; además contiene poco sodio y mucho potasio, condiciones ideales para mantener la presión arterial en los niveles normales. Los cítricos, combinados con otras frutas, se convierten en quemadores de grasa que al mismo tiempo preservan la salud; por ejemplo, un licuado de naranja y piña tiene acción depurativa y alto poder de saciedad además de aportar suficientes cantidades de líquido. Otro cítrico de incomparables propiedades es el quincuait, quinoto o naranja china: con altos contenidos de azúcares y ácidos, tiene propiedades expectorantes y normalizadoras de la digestión.

Recetas quema grasas con cítricos
Receta de verano: agua saborizada “light”
Ingredientes (para un litro de agua)

  • 2 cucharadas de jengibre rallado
  • Jugo de 1 limón
  • Jugo de 1 naranja
  • Jugo de 1 mandarina
  • Edulcorante a gusto

Preparación:
Poner el litro de agua al fuego; cuando rompa el hervor, añadir la raíz de jengibre. Dejar reposar en el refrigerador hasta que se enfríe. Agregar los jugos de cítricos y el edulcorante a gusto. Enfriar y beber.

Receta de invierno: té con limón y jengibre
Ingredientes (para 1 litro de té):

  • Dos cucharadas de té en hebras (puede ser también té verde)
  • Jugo de 1 limón
  • Rebanadas de limón
  • 2 cucharadas de raíz de jengibre rallada
  • Hojitas de menta picadas

Preparación:
Colocar el litro de agua a calentar; cuando alcance los 80 – 82°C (recuerda que el agua hierve a los 100°C) agregar el té. Alejar del calor, dejar reposar 3 minutos y colar. Agregar al té caliente la raíz de jengibre rallada, la menta y el jugo de limón. Al servir, decorar con hojitas frescas de menta y una rodajita de limón.

Foto: vía Morguefile

Foto: vía Morguefile

Foto: vía Morguefile