Cómo aprovechar al máximo las virtudes de la naranja

Recetas de la medicina casera y tradicional transmitidas de generación en generación, desde los tiempos de las abuelas hasta los modernos de Internet, y el reconocimiento de su poder curativo y nutritivo son la prueba de las virtudes de la naranja. ¿Quieres saber cómo aprovecharlas al máximo? ¡Sigue leyendo!

 

La naranja, medicina milenaria
Es interesante tener en cuenta que la naranja es considerada una “fruta solar”, ya que tiene la capacidad de almacenar energía a partir de su exposición al sol; esto la convierte en una poderosa fuente de nutrientes para el organismo humano. Pero sus propiedades ya eran conocidas en el mundo antiguo, en el que era conocida como “cidro” o “manzana asiria”. Por ejemplo el gran Teofrasto, médico y filósofo griego contemporáneo de Aristóteles y Alejandro Magno, quien vivió entre los años 372 y 288 antes de nuestra era, describió al cidro como proveniente de Persia y lo llamó “manzana médica”. En los comienzos de nuestra era, Galeno recomendaba semillas y corteza de cidro para tratar el estreñimiento y la falta de tono estomacal, y Virgilio lo elogiaba como antídoto de sustancias venenosas. El científico Palladio, en el siglo IV, comenzó a explicar el cultivo del cidro.

Los verdaderos descubridores
Pero los verdaderos descubridores de las propiedades curativas de la naranja fueron los árabes, que también estudiaron su cultivo y adaptaciones a los diferentes climas. Científicos de todo el Medio Oriente, como Ibn Wahsiya en el año 904, el egipicio Ibn Suleyman llamado “El israelí”, el médico persa Avicena en el año 1030, Ibn Jamiya quien fue médico personal del sultán Saladino y vivió entre 1171 y 1193 entre otros, destacaron las propiedades de la naranja como estimulante del apetito, digestiva, mejoradora del aliento, depurativa del organismo y mucho más.

Cómo potenciar las virtudes de la naranja
Sin embargo, las naranjas no pueden comerse de cualquier manera o a cualquier hora para aprovechar al máximo sus nutrientes y propiedades curativas. Si quieres sacar el máximo provecho de las naranjas compradas con tanta ilusión, sigue nuestros consejos:

  • Consumir la naranja siempre sola y preferiblemente fresca
  • Alimentos que no combinan con la naranja: zanahorias, ya que elevan la acidez
  • Consumir las naranjas por la mañana, preferiblemente antes del desayuno; según un antiguo dicho, la naranja es “oro a la mañana, plata al mediodía y plomo por la noche”.
  • Si preparas jugo de naranja exprimido, debes consumirlo no más de tres horas después de prepararlo. Es de fácil digestión, de hecho es el primer jugo de frutas que se ofrece a los bebés.
  • Es preferible comer la naranja entera, incluida la piel blanca que se encuentra entre los gajos y la cáscara, ya que ofrece mayor poder de saciedad
  • Aprovecha la cáscara en decocciones para afecciones de la piel y para aromatizar bebidas calientes como té o mate, enriqueciendo estas bebidas con las propiedades depurativas de las sustancias contenidas ésta.

1 opinión en “Cómo aprovechar al máximo las virtudes de la naranja”

Comentarios cerrados.