La naranja ecológica y las redes sociales

Según las últimas informaciones, la naranja ecológica se está convirtiendo en la nueva estrella de las mesas europeas; de hecho, ha aumentado la demanda de naranjas ecológicas por parte de países como Alemania, Francia y otros del centro de Europa, y muchos pequeños productores españoles se están asociando para satisfacer ese mercado. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

Volviendo al origen: ¿qué es la naranja ecológica?
Tradicionalmente se ha visto al campo como una “fábrica sin chimeneas”; es decir, que se aplican los mismos conceptos que en la industria sin tener en cuenta los ciclos naturales. Por ejemplo, se utilizan químicos como fertilizantes, desmalezantes y otras funciones que normalmente debería cumplir la Naturaleza a través de otros seres vivos. En cambio los productores ecológicos se basan en el uso racional de los recursos y así se convierten en verdaderos amigos del medio ambiente. Los productores ecológicos saben que deben proteger y fomentar la biodiversidad, mantener y fomentar la fertilidad del suelo utilizando métodos naturales y devolver a la tierra el mayor volumen posible de biomasa. Los productores ecológicos saben que la tierra es un ecosistema viviente y la base de nuestra supervivencia sobre el Planeta; así, los alimentos que provengan de los cultivos ecológicos están libres de productos químicos y no solamente se han desarrollado en forma natural, sino que también han sido cultivados con esmero y pasión.

El asociativismo, clave para el precio justo
Muchos productores ecológicos de cítricos, hoy en día, están exportando su producción y según algunas organizaciones, casi no dan abasto con la producción de sus integrantes y tienen que recurrir a otros productores o hacer alianzas con asociaciones hermanas. Sin embargo, circulan en la red comentarios de productores que se han visto sorprendidos por clientes del centro de Europa que exigían precios bajísimos para comprar la producción. Por eso, es muy importante asociarse y así poder defenderse entre todos los productores y conseguir precios justos. Si aún no te has acercado a alguna asociación… ¡No esperes más! De hecho, nos encontramos en la recta final de la campaña y puede ser tu oportunidad para colocar tus naranjas.

Redes para todos los gustos
Si investigas un poco en Internet o te acercas a alguna oficina gubernamental dedicada a la promoción de los cultivos ecológicos, descubrirás que el mundo del asociativismo es mucho más grande de lo que creías. En realidad hay redes para todos los gustos: desde asociaciones de productores para la venta del producto hasta redes de capacitación, intercambio de semillas y mucho más. También puedes tratar de ubicar asociaciones de compradores de naranjas por Internet que estén interesados en contactar productores que les garanticen naranjas ecológicas a precios justos.

Fotos: vía Infoagro, vía Morgufile