La verdadera magia de las naranjas

Naranjo

¿Sabías que en el siglo XVIII se pusieron de moda los autómatas, unos juguetes animados por ingeniosos mecanismos de relojería? ¡Algunos eran tan perfectos que sus creadores eran acusados de “brujos”! Uno de los más sorprendentes fue inventado por Jean Eugène Robert-Houdin, un relojero e ilusionista considerado el padre de la magia moderna, y se trataba de… un naranjo mecánico. Si algo te resulta familiar, es porque aparece recreado en la gran película “El Ilusionista” estrenada en el año 2006, basada en la novela de Steven Millhauser “Eisenheim the Illusionist”.

NaranjoEl truco original
Los árboles autómatas inventados en aquélla época combinaban mecanismos de relojería, aire comprimido y cuerdas para crear la ilusión del crecimiento, floración y fructificación. El truco consiste en solicitar a una mujer del público un pañuelo (algunos magos solicitan un objeto de valor para hacer más intrigante el espectáculo); éste será devuelto por unas mariposas que salen volando desde el árbol lleno de naranjas. En el truco original el mago solicitaba el pañuelo y lo ponía junto con un huevo y un limón, dentro de una naranja. La naranja era comprimida, convertida en polvo y vertida dentro de un frasco con “espíritu de vino” (alcohol etílico con agua). Luego aparecía el naranjo; el mago encendía un fuego debajo del árbol con el licor de naranjas provocando la floración completa del árbol. Un golpe de varita mágica y las flores se convertían en naranjas que eran regaladas al público, todas excepto una naranja que quedaba en el árbol. Otro golpe de varita mágica y la naranja se abría en cuatro gajos, dejando escapar las mariposas que sostenían delicadamente el pañuelo. El naranjo fantástico fue el truco que hizo famoso a Robert Houdin, tanto que al cumplirse cien años de su muerte, en 1971, Francia le dedicó un sello filatélico.

El truco revelado
El misterio del árbol de naranjas se debe a una ingeniosa combinación de elementos, como se puede ver en este video,  sin embargo, el truco de Houdin se sigue utilizando y muchos magos lo han incorporado a sus espectáculos a lo largo del tiempo, inclusive los magos modernos, pues sigue fascinando y divirtiendo al mismo tiempo a un público dispuesto a creer lo increíble y disfrutar de los trucos realizados con habilidad y rapidez.

Más acerca de las naranjas y la magia
En realidad, la naranja es un fruto estrechamente relacionado con la magia; otro truco muy popular consiste en pedirle a alguien del público que elija una carta de un mazo, para hacerla desaparecer y volver a aparecer… ¡dentro de una naranja! Más allá de los trucos, la verdadera magia de las naranjas está en su color, su frescura, su sabor inigualable y la ilusión de tener entre las manos el dorado y dulce sol del verano todo el año.