Naranjas a toda hora

¿Sabías una naranja aporta casi el 100% de los requerimientos diarios de vitamina C de una persona adulta? Además, esta dorada y deliciosa fruta nos brinda minerales, fibra y otros saludables nutrientes. A continuación, cómo las naranjas pueden convertirse en tus mejores aliadas en la cocina.

Desayuno y merienda con naranjas
Incluir un vaso de jugo de naranjas en el desayuno es una opción deliciosa y saludable, ya que aporta vitamina C, minerales como potasio y magnesio y el valioso ácido fólico. Su color se debe al alto contenido en beta-caroteno, una sustancia responsable de la pigmentación de la piel. Además tiene mucha fibra aunque ésta se halla en la piel blanca que se encuentra inmediatamente debajo de la corteza y es descartada la mayoría de las veces.
Otra forma deliciosa de consumir naranjas en el desayuno y la merienda es en forma de mermelada, con o sin trocitos de fruta o cáscara. La mermelada de naranjas es muy fácil de hacer en casa, combinando la fruta cortada en rodajas finas con agua y azúcar, aromatizada con canela y envasada cuidadosamente en frascos de vidrio.

Almuerzo y cena
La naranja es una fruta muy versátil, es decir que se presta para todo tipo de preparaciones dulces o saladas, frías o calientes. En realidad, desde la entrada hasta el postre ¡podrías preparar un menú completo con naranjas! Por ejemplo puedes preparar deliciosas ensaladas combinando gajos o cuartos de naranjas peladas con lechuga, zanahoria, nueces y almendras, aderezando con jugo de limón o vinagreta. La naranja es un clásico de los sabores mediterráneos y combina muy bien con carnes de cerdo o ave y hasta pescado, como el “fish and orange”, una variante del popular “fish and chips” que se come en las calles londinenses. En los postres no se queda atrás: al vino, con chocolate, como flan o sencillamente la fruta fresca pelada o, como la comen los niños, sorbiendo el delicioso jugo por un agujero en el extremo superior, para después partirla en cuartos con las manos y dar buena cuenta de la deliciosa pulpa.

Licores y otras delicias
Hablando de licores el más conocido es el “cointreau”, de origen francés, aunque en Argentina se fabrica la popular Hesperidina, histórico aperitivo elaborado con corteza de naranjas amargas desde 1864; en muchos hogares se prepara el licor de naranjas en forma casera. La naranja es el símbolo de la Comunidad Valencia, de donde proviene el Agua de Valencia, una refrescante bebida preparada con cava, jugo natural y licor de naranjas. En cuanto a los dulces, imposible dejar de mencionar los “pestiños”, un clásico español de Cuaresma, con vino blanco, anís y cáscara de naranja.

Como ves, una razonable provisión de naranjas en casa equivale a tener a mano una solución para todas las comidas y cualquier hora del día. Puedes adquirir una buena cantidad de naranjas por Internet y conservarlas durante varios días en el refrigerador.