Naranjas por Internet, un cambio de mentalidad

Los productores de cítricos de Valencia tuvieron la genial idea de comenzar a vender sus naranjas por Internet… y el resultado fue espectacular. Sin embargo, todavía es un mercado pequeño comparado con los 5 millones de toneladas que produce la región, ya que requiere un cambio de mentalidad.

Algunos números de la venta de naranjas por Internet
Según la experiencia, la venta directa de naranjas y mandarinas del productor al consumidor se ha convertido en una experiencia rentable para muchas familias y pequeños productores, que pueden conseguir mejores precios para la producción; a cambio, ofrecen al consumidor un producto fresco, de calidad y con el sabor inigualable de la fruta recién cosechada. Todavía no hay estadísticas acerca del volumen de venta de cítricos por Internet; algunos especialistas estiman que se encuentra entre el 8 y el 10% del total, aunque algunos productores han conseguido colocar el 100% de la producción a través de Internet, llegando a exportar naranjas a países vecinos como Alemania, Francia o Inglaterra.

Al mal tiempo buena cara
Es sabido que las crisis traen bajas en el consumo, para los productores de cítricos hay otros problemas que pueden afectar su producción, como por ejemplo las heladas que pueden arrasar con toda una cosecha. Sin embargo según algunos productores Internet ayuda a poner al mal tiempo buena cara: las ventas a través de la red les permiten vender lo que se salve, ya que este tipo de comercialización se basa en cantidades pequeñas y precios mejores que los que podrían conseguir en el mercado o las cooperativas.

Cambio de mentalidad
La comercialización de naranjas por Internet es un desafío al cambio de mentalidad, no solamente para los productores sino también para los consumidores. La forma de compra tradicional consiste en ir a la góndola o al puesto de frutas, observar las naranjas y comprar precios y calidad antes elegir. Pero… ¡no siempre la decisión resulta la más acertada! Es que no siempre se cuenta con asesoramiento en el punto de venta, mejor dicho, la mayoría de las veces la decisión se toma en la más absoluta soledad y guiándose sólo por las apariencias. En cambio, al comprar naranjas por Internet se tiene la garantía de que sólo se recibirán frutas de calidad. Desde el punto de vista del productor, para satisfacer las demandas de los clientes deben incorporar variables ecológicas y sustentables, no utilizar agroquímicos y “cambiar el modelo” tradicional. Según los productores que han adoptado el nuevo modelo hace ya varios años, no lo cambiarían por nada; ya saben que sin la web no podrían funcionar y lo que comenzó como una apuesta para salvarse hoy se ha convertido en la forma habitual de trabajar.