¿Se puede combinar el jugo de naranjas con los medicamentos?

Como hemos dicho muchas veces en estas páginas, el jugo de naranjas es un saludable amigo de nuestra familia. Sin embargo… ¡a veces podría no ser tan bueno! Se trata de la combinación de jugo de naranja con ciertos medicamentos que interfieren con la acción de sus componentes activos. Sin necesidad de alarmarte, es bueno tener en cuenta estos consejos.

Jugo de naranja + medicamentos
Según la mayoría de los especialistas, el jugo de naranjas se combina con la mayoría de los medicamentos aumentando su absorción en la sangre, pero si la concentración del fármaco es elevada, puede presentar efectos adversos. Por ejemplo, según la FDA de los Estados Unidos, el jugo de naranjas combinado con los medicamentos para reducir el colesterol puede producir una acumulación en la sangre de su componente activo, las estatinas, provocando daños en el hígado y músculos. El jugo de naranjas puede bloquear la acción de algunas enzimas, impidiendo la correcta eliminación de los restos de medicamento no metabolizados. En realidad, algunos estudios han demostrado que el jugo de naranjas amplifica el efecto de algunos medicamentos mientras que en otros casos lo reducen.

Qué combinaciones debes evitar
La FDA emitió una guía para consumidores, en la que recomienda evitar la combinación de jugo de naranjas con ciertos fármacos. Sin embargo, como no todos los organismos reaccionan de la misma manera, es importante consultar con tu médico y leer la etiqueta del medicamento. Las combinaciones que pueden provocar efectos adversos incluyen las estatinas, los fármacos que reducen la presión arterial, ansiolíticos, antiarrítmicos, antihistamínicos y otros como la fexofenadina, que se emplea ante alergias estacionales. También debe evitarse ingerir jugo de naranjas junto con fármacos oncológicos, betabloqueantes, inmunosupresores y antibióticos.

Sigue nuestros consejos
Para evitar inconvenientes, lo más importante es no automedicarse. Si el medicamento interactúa con el jugo de naranjas, probablemente tu doctor te aconseje suprimir la ingesta de jugo mientras estás recibiendo la medicina, aunque a veces es suficiente con establecer horarios diferentes para tomar el jugo y los medicamentos. En el caso de consumir medicamentos de venta libre, es necesario leer la etiqueta del medicamento para constatar si existe alguna limitación y, si se ingieren jugos industrializados, observar que la bebida no contenga zumo de naranjas. Otros jugos que también pueden interactuar en forma negativa con los medicamentos, son los de manzana y pomelo, pues impiden su correcta absorción.

Guía de recursos
¿Quieres saber más sobre este tema? Puedes consultar la guía de la FDA  y los consejos de la revista Consumer.  ¿Tienes alguna experiencia? ¡Compártela!

Fotos: medicamentos, vía Morguefile

Jugo de naranjas, vía Morguefile