Artesanías y decoración con naranjas

Algunas sencillas ideas te permitirán disfrutar todo el año del delicioso aroma de la naranja en toda la casa.  Además, la cáscara de la naranja es un material ecológico y versátil con el que se pueden realizar muchos objetos para decorar y perfumar los ambientes.  ¿Quieres saber cómo hacerlo? ¡Sigue leyendo!

Aromatizadores naturales de ambientes
Con una naranja entera podemos hacer un aromatizador natural que perfumará los ambientes durante mucho tiempo; sencillamente debes tomar una naranja y disponer en círculos o formando tu diseño preferido, unos clavos de olor que puedes conseguir fácilmente en una tienda de especias.  El clavo de olor es el capullo seco de la flor de un árbol originario de las islas Molucas; pertenece a la familia de las mirtáceas y es muy aromático.  La medicina popular le otorga propiedades antisépticas y anestésicas y su uso para combatir fiebres e infecciones es conocido desde la Edad Media; si algo te resulta familiar, es porque se utilizó para la elaboración de pastas y antisépticos en odontología, por eso su aroma nos recuerda vagamente las visitas al dentista…

Perfumar y decorar al mismo tiempo
La cáscara de la naranja es ideal para realizar pequeños objetos que luego de un proceso de secado pueden ser pintados o recubiertos con distintos materiales. En realidad, las naranjas compradas por Internet son ideales ya que llegan a tus manos con la piel sana y limpia. Los objetos más comunes son las cajitas en cáscara de naranja que pueden llegar a tener una duración de hasta 10 años.  Artistas y artesanos dedicados a la producción de cajitas en cáscara de naranja producen algunas muy sofisticadas, con un recubrimiento de plata tallado o con pirograbados.  Debes elegir una naranja de cáscara gruesa y flexible; para hacer una cajita, hay que cortarla por la mitad y retirar la pulpa y piel blanca hasta dejarla perfectamente limpia.  Luego debes volverla del revés para que la parte exterior quede por dentro de la cajita.  Se superponen las mitades y se pone a secar en un lugar fresco y seco durante varios días.  Cuando está seca, puedes lijar la superficie para suavizarla y alisarla y ya está lista para la decoración.  Por último, se da una mano de barniz transparente para protegerla.

Cuadros, figurillas y móviles con naranjas
Otra artesanía fácil y divertida es la confección de figurillas con piel de naranja, que te permiten dar rienda suelta a tu creatividad.  Se trata de recortar diversas formas sobre una piel de naranja con un cuchillo bien filoso; se ponen a secar con algo pesado encima para que la piel tome forma plana y una vez seca se puede seguir el mismo procedimiento que para las cajitas, decorando las figuras con esmalte y finalizando el trabajo con una mano de barniz.  ¿Algunas ideas? Abalorios, bisutería, mini esculturas, piezas de móvil para la habitación de los niños, fotografías con naranjas para convertirlas en decorativos cuadros  y lo que tu imaginación te dicte.  ¿Ya has hecho artesanías con naranjas? ¡Compártelo!