Naranja del gupo Blancas y su estrella, la Valencia

Continuando con nuestro recorrido por las variedades de naranjas, llegamos hoy al grupo de las Blancas o Lisas, en el que se destaca la famosa naranja de Valencia. Más bien tardías, de hecho la Valencia Late recién llega en el mes de marzo aunque se queda hasta julio, las reconocerás fácilmente ya que… ¡no tienen ombligo! Además, se destinan al consumo y la elaboración de jugos.

Grupo Lisas o Blancas
Se caracterizan por provenir de árboles vigorosos y frondosos y tener la cáscara lisa (de ahí su nombre) aunque pueden aparecer algunas especies un poco más rugosas como las del grupo Navel.  Las naranjas de este grupo llegaron a ser las más vendidas a nivel global y el cítrico más representativo de la producción española. Tiene gran demanda por ser apta tanto para consumir como fruta fresca como para la producción de jugo de naranja industrializado. Encontramos las siguientes variedades:

  • Valencia: de sabor más bien ácido, cáscara fina, muy jugosa y con pocas semillas;
  • Valencia Late o Valencia Tardía: comenzó a cultivarse en España a comienzos del siglo XX, a partir de árboles originarios de Portugal. De tamaño mediano o grande, forma esférica o ligeramente achatada, sin semillas, piel delgada y lisa, su jugo es aromático y ligeramente ácido, muy requerido por la industria. Se trata de la naranja más tardía de la temporada: aparece en marzo y el fruto puede mantenerse bastante tiempo en el árbol. Es una variedad muy cultivada y se consigue fácilmente.
  • Valencia Delta Seedlees: comenzó a cultivarse en Sudáfrica a partir de plantas de semilla de Valencia Late. Tiene la característica de que las frutas se desarrollan en su mayoría en el interior de la copa, protegidas del frío y posibles daños.
  • Salustiana: una variedad muy dulce, achatada, mucho jugo y poca semilla, comienza a imponerse lentamente. Aparece entre febrero y marzo y puede conseguirse hasta mayo. Se cultiva en España y Marruecos, y se la considera una mutación espontánea surgida en la provincia de Valencia. El tamaño de la fruta es de mediano a grande y el jugo es dulce por lo cual es ideal para la industria y una de las preferidas en la mesa.
  • Cadenet: una de las variedades más difíciles. De forma redondeada, cáscara fina y pocas semillas.
  • Verna: una variedad tardía, se cosecha a fines del verano.
  • Shamouti: proveniente de Israel, Líbano y Turquía, es una naranja ovalada, perfumada, de cáscara gruesa y no tan jugosa como sus hermanas.
  • Natal: una variación de la Valencia Late, más tardía.
  • Pera: una variación de la anterior, dulce y con pocas semillas.

En el próximo artículo nos dedicaremos a las naranjas sanguíneas, de pulpa rojiza a rojo oscuro debido a su alto contenido en un pigmento denominado antocianina, que se activa con el frío, es decir que es una naranja típica del invierno. ¡Ahora ya sabes un poco más para comprar mejor tus naranjas por Internet!

Grupo Navel, las primeras de la temporada

Una de las grandes dudas que tienen los compradores de naranjas por Internet, es saber si las naranjas son secas o jugosas, dulces o ácidas, descontadas la garantía de frescura y calidad y el inigualable sabor de la fruta recién cosechada. ¿Quieres saber cómo serán las naranjas antes de comprarlas? Entonces debes tener en cuenta la variedad y la época del año.

Las naranjas, una gran familia
En la actualidad existen unas 300 variedades de naranjas. Cuando te preguntábamos acerca de tu naranja favorita, comentamos que las naranjas se organizan en cuatro grandes grupos: navel (por el ombligo), blancas o lisas, sangre y sucreñas. Hoy comenzaremos a profundizar estos conocimientos, claro que… ¡no describiremos las trescientas variedades! Sino solamente las que puedes encontrar en la mayoría de las empresas que venden naranjas por Internet, y también especificaremos en qué época del año pueden conseguirse realmente a punto.

Grupo Navel (naranjas de ombligo)
Las naranjas del grupo Navel es decir, como su nombre lo indica, las naranjas de ombligo, son las más populares en Internet; dulces, con pocas semillas, pulpa amarillenta y piel gruesa. Se consiguen desde noviembre hasta febrero, y las más tardías hasta fines de junio. Son un producto clásico del Mediterráneo. Dentro de este grupo encontramos las siguientes variedades:

  • Washington: muy dulce pero poco jugosa. La piel es amarillenta, gruesa y arrugada; el ombligo muy marcado. Ideal para consumir como fruta fresca entera. Aparece a principios de noviembre.
  • Navelate: variedad española creada a partir de la Washington, pero más tardía que ésta (late): aparece en diciembre y se puede conseguir hasta fines de mayo. Más bien pequeña y bastante dulce, no tiene semillas y resiste más tiempo en el árbol.
  • Navelina: También deriva de la Washington y es la primera en aparecer: ya podemos pedirlas en octubre y podremos disfrutarlas hasta fines de enero. De forma ovalada, sin semillas, piel fina fácil de pelar, pulpa consistente, jugosa y de delicioso sabor; de hecho, es la más esperada de todas las naranjas, ya que anuncia el comienzo de una nueva temporada. Originaria de California, llegó a Valencia en 1933 pero se popularizó a partir de la década del 70 del siglo pasado.
  • Newhall: similar a la Navelina, comienza un poco antes y es menos ácida.
  • Thompson: derivada de la Washington, se produce en Argelia y Marruecos. Dulce, poco jugosa, aparece entre la Navelina y la Washington.
  • Fisher: comienza a aparecer en octubre; dulce como la Washington, aunque de coloración más suave.
  • Leng: Variedad temprana, pequeña y dulce.

Lo que viene
En el próximo artículo nos dedicaremos a las naranjas del grupo Blancas o Lisas, destinadas tanto a la frutera como a la extracción de jugo; no tienen ombligo y su representante principal es la naranja Valencia. ¡No te lo pierdas!

Cómo aprovechar al máximo las virtudes de la naranja

Recetas de la medicina casera y tradicional transmitidas de generación en generación, desde los tiempos de las abuelas hasta los modernos de Internet, y el reconocimiento de su poder curativo y nutritivo son la prueba de las virtudes de la naranja. ¿Quieres saber cómo aprovecharlas al máximo? ¡Sigue leyendo!

 

La naranja, medicina milenaria
Es interesante tener en cuenta que la naranja es considerada una “fruta solar”, ya que tiene la capacidad de almacenar energía a partir de su exposición al sol; esto la convierte en una poderosa fuente de nutrientes para el organismo humano. Pero sus propiedades ya eran conocidas en el mundo antiguo, en el que era conocida como “cidro” o “manzana asiria”. Por ejemplo el gran Teofrasto, médico y filósofo griego contemporáneo de Aristóteles y Alejandro Magno, quien vivió entre los años 372 y 288 antes de nuestra era, describió al cidro como proveniente de Persia y lo llamó “manzana médica”. En los comienzos de nuestra era, Galeno recomendaba semillas y corteza de cidro para tratar el estreñimiento y la falta de tono estomacal, y Virgilio lo elogiaba como antídoto de sustancias venenosas. El científico Palladio, en el siglo IV, comenzó a explicar el cultivo del cidro.

Los verdaderos descubridores
Pero los verdaderos descubridores de las propiedades curativas de la naranja fueron los árabes, que también estudiaron su cultivo y adaptaciones a los diferentes climas. Científicos de todo el Medio Oriente, como Ibn Wahsiya en el año 904, el egipicio Ibn Suleyman llamado “El israelí”, el médico persa Avicena en el año 1030, Ibn Jamiya quien fue médico personal del sultán Saladino y vivió entre 1171 y 1193 entre otros, destacaron las propiedades de la naranja como estimulante del apetito, digestiva, mejoradora del aliento, depurativa del organismo y mucho más.

Cómo potenciar las virtudes de la naranja
Sin embargo, las naranjas no pueden comerse de cualquier manera o a cualquier hora para aprovechar al máximo sus nutrientes y propiedades curativas. Si quieres sacar el máximo provecho de las naranjas compradas con tanta ilusión, sigue nuestros consejos:

  • Consumir la naranja siempre sola y preferiblemente fresca
  • Alimentos que no combinan con la naranja: zanahorias, ya que elevan la acidez
  • Consumir las naranjas por la mañana, preferiblemente antes del desayuno; según un antiguo dicho, la naranja es “oro a la mañana, plata al mediodía y plomo por la noche”.
  • Si preparas jugo de naranja exprimido, debes consumirlo no más de tres horas después de prepararlo. Es de fácil digestión, de hecho es el primer jugo de frutas que se ofrece a los bebés.
  • Es preferible comer la naranja entera, incluida la piel blanca que se encuentra entre los gajos y la cáscara, ya que ofrece mayor poder de saciedad
  • Aprovecha la cáscara en decocciones para afecciones de la piel y para aromatizar bebidas calientes como té o mate, enriqueciendo estas bebidas con las propiedades depurativas de las sustancias contenidas ésta.