Zumos concentrados vs zumo natural de naranjas

El jugo o zumo de la naranja es delicioso, dulce o ligeramente ácido, refrescante, rico en vitamina C, minerales y otros nutrientes. La industria alimentaria ha conseguido envasar jugos de fruta a partir de diversos procedimientos: exprimido, deshidratado, puré, néctar o concentrados. Hoy nos dedicaremos precisamente al concentrado de naranja y su comparación con el jugo natural.

Cómo se fabrica el zumo concentrado
El zumo concentrado de naranja se produce a partir de naranjas frescas, sanas, de igual grado de madurez, lavadas y a las que se eliminan los aceites esenciales de la cáscara por métodos mecánicos. Las frutas ingresan a la línea de extractores, un sistema de cuchillas corta una porción de la parte superior e inferior respectivamente y la fruta es estrujada para extraer el jugo sin romperse. A continuación, mediante un proceso de centrifugado, se separa el zumo de la pulpa que puede haber quedado, y se concentra por evaporación.

Cómo llega a los hogares
El jugo de naranja concentrado puede encontrarse en el mercado en envases de tetra-brick; en realidad, según un interesante estudio de la revista Consumer Eroski, lo que hay en las góndolas es “zumo de naranja a base de concentrado”, un producto de concentrado de naranja reconstituido con agua. Mientras el envase está cerrado pueden guardarse durante meses a temperatura ambiente; una vez abiertos, deben conservarse en el refrigerador.

Valores nutricionales del jugo de naranja
Los elementos más abundantes en la naranja son los hidratos de carbono en forma de azúcares; sin embargo, se destaca por su alto contenido en vitamina C: 45 a 60mg cada 100ml de jugo, prácticamente cubre las necesidades diarias de esta vitamina en una persona adulta, alrededor de 60mg. Combate la sed y aporta pocas calorías: sólo 42 por cada fruta.

Jugos concentrados vs jugos naturales
El jugo concentrado pierde vitamina C por el tratamiento térmico para la concentración y en algunos casos pueden tener vitamina C agregada para compensar.
Si el concentrado no es de muy buena calidad, puede contener agregados de zumo de otras frutas, demasiada agua, aromatizantes y conservantes artificiales o azúcar agregada… o todo esto junto. De hecho, todos los jugos concentrados contienen algún producto químico, por lo que lo más recomendable es tener naranjas frescas en casa, compradas por Internet, y exprimir una cuando deseamos beber un vaso de jugo. Sólo necesitamos un sencillo exprimidor de mano y… tener en cuenta que, para aprovechar al máximo sus propiedades, el jugo de naranja natural debe consumirse dentro de los 15 minutos después de exprimido.