Naranjas orgánicas y alimentación saludable

¿Has notado el aspecto y tamaño de las frutas y verduras en los supermercados? Brillantes y enormes, son una verdadera tentación pero… el uso de fertilizantes, químicos y pesticidas, sumado a las prácticas agrícolas nocivas para nuestro suelo como el monocultivo, disminuyen el valor nutricional de los alimentos, sacrificando sabor y salud. Los consumidores podemos ayudar, eligiendo productos orgánicos, como las naranjas y mandarinas que se compran por Internet, y otras acciones que te invitamos a conocer.

¿Cómo apoyar la agricultura orgánica?
Es importante tener en cuenta que durante el siglo XX se produjo un gran cambio en las prácticas agrícolas, al introducirse los productos químicos sintéticos. La falta de legislación y el afán de lucro han convertido nuestro suelo en ruinas, despojándolo de sus nutrientes y eliminando la flora y fauna microbianas que ayudan a la formación del humus. Los usuarios y consumidores, que en realidad somos más que los productores agrícolas, sólo que estamos más dispersos, podemos hacer mucho a favor del planeta; sólo se necesita entender bien el problema y actuar con decisión. Por ejemplo, una de las cosas que podemos hacer es elegir productos ecológicos y sostenibles, y también productos no modificados genéticamente; en la actualidad, estos alimentos llevan el rotulado correspondiente y sólo te llevará unos minutos leer la etiqueta. También podemos exigir a los gobiernos que ofrecezcan incentivos fiscales a las empresas que produzcan con métodos orgánicos.

Alimentos naturales y alimentos industriales
La vida moderna nos exige muchas veces alimentarnos en forma poco saludable: comida rápida y poco variada, menúes con muchas calorías y pocas vitaminas y nutrientes… Para combatir el sedentarismo y el exceso de peso, en vez de caminar tranquilamente nuestros treinta minutos diarios, concurrimos a costosos gimnasios y consumimos suplementos dietarios y nutricionales que generalmente están impregnados de saborizantes, conservantes y colorantes. En el cultivo de naranjas es muy común la utilización de productos químicos, para abrillantar e intensificar el color, otorgar aspecto húmedo, y sobre todo para que las naranjas soporten largos viajes hasta los centros de consumo y extensas temporadas en los refrigeradores.

Cómo alimentarnos en forma saludable
Hay una regla muy sencilla para estar seguros de que nos estamos alimentando en forma saludable: es la regla de 5/5: quiere decir, cinco porciones diarias de frutas y verduras, de cinco colores diferentes. La alimentación poco saludable afecta a cientos de millones de personas, provocando todo tipo de enfermedades, y los científicos están llegando a la conclusión de que, para resolver una parte importante de los problemas nutricionales, se debe avanzar hacia una agricultura mundial que pueda satisfacer las necesidades humanas en forma productiva y sostenible. Por eso, además de variada, nuestra dieta de frutas y verduras debe ser sana y orgánica, lo cual es muy fácil hoy en día ya que existen innumerables agricultores que ofrecen naranjas, mandarinas y otras frutas y verduras a través de Internet.