Técnicas culinarias para naranjas

Las naranjas son deliciosas y muy versátiles: pueden utilizarse tanto en platos fríos como calientes, dulces y salados; simplemente pelada para disfrutarla al natural, o con sofisticados tratamientos para convertirla en una perfumada decoración… Sin embargo, cada preparación exige una técnica especial para obtener los mejores resultados. A continuación, las técnicas más importantes para aprovechar al máximo las naranjas.

Naranja al vivo

Pelado al vivo
Tal vez pienses que no hay nada más fácil que pelar una naranja… aunque, si lo has intentado, es muy probable que hayas descubierto las verdaderas dificultades para llevar a cabo esa operación. Por otra parte, algunos platos como las ensaladas con naranjas llevan la fruta “pelada al vivo”, “a lo vivo” o “a sangre”. Consiste en presentar los gajos completamente limpios y libres de las diferentes membranas que los recubren hasta llegar a las deliciosas y dulces vesículas jugosas que componen la pulpa. Esta técnica en realidad es muy sencilla y permite convertir a los gajos en los verdaderos protagonistas del plato. Para empezar, es necesario cortar una pequeña rodaja en cada extremo para conseguir que la naranja quede apoyada y vertical sobre la mesa de trabajo. Luego, con un cuchillo filoso, se hacen cortes a lo largo para retirar la piel sin romper los gajos, hasta que la naranja quede sólo recubierta por la piel blanca o albedo. Con el mismo procedimiento se comienza a retirar esta piel blanca hasta llegar a la fina membrana que recubre los gajos. Ésta es muy fácil de quitar realizando un pequeño corte y separándola del gajo como si fuesen las tapas de un libro.

Cortezas disecadas
La corteza disecada de naranja tiene infinidad de usos tanto en la cocina como la cosmética o la medicina casera. Lo importante es contar con una buena reserva de cortezas disecadas o inclusive reducidas a polvo o harina para utilizarla en lo que más nos guste. Para secar cortezas de naranja es necesario contar con un lugar seco y ventilado. Lo mejor es pelar las naranjas en espiral para obtener largas tiras de piel que se ponen a secar al sol o bajo techo. También puedes poner a secar las cáscaras de los cascos de naranjas, que luego puedes confitar, cortar en tiras y bañar en chocolate…¡deliciosas! Para preparar harina de corteza de naranjas, simplemente debes poner a disecar las cáscaras y luego molerlas finamente, en mortero o picadora eléctrica. La harina de piel de naranjas puede utilizarse mezclada con yogur o ensaladas o combinada con la harina en repostería casera.

Aire de cítricos
El aire de cítricos es una técnica que permite obtener una preparación espumosa y perfumada para decorar diversos platos dulces o salados. Es muy fácil. Sólo necesitas un litro de agua, 15 gramos de polvo sabor cítrico para preparar jugos y 3 gr. de lecitina de soja. Verter el polvo y la lecitina en el agua, batir con batidora eléctrica, verter en un recipiente apropiado y batir nuevamente sólo la superficie. ¡Se formará una capa de espuma consistente y perfumada! Luego puedes utilizar cucharadas de espuma para decorar lo que más te guste.

Foto: vía Morguefile

Ensaladas frías y calientes con naranjas

¿Eres un enamorado de las ensaladas? Seguramente las has probado casi todas: frías o calientes, saladas o agridulces… Para enriquecer tu colección, aquí te presentamos un espectacular conjunto de recetas de ensaladas frías y calientes, originales y con productos frescos de la huerta que seguramente puedes adquirir a los mismos agricultores que te proveen las naranjas. ¡Realza tu mesa de todos los días con estas recetas de lujo!

Ensaladas de naranjas

Espárragos y zanahorias asadas con naranja y sésamo
Ingredientes

  • 150 g / 5 ½ oz zanahorias “baby”
  • 200 g/7oz espárragos
  • 25 g/1oz mantequilla
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra recién molida
  • ½ naranja
  • 1 cucharadita de azúcar molida
  • 1 cucharada de semillas de sésamo

Preparación
Precalentar el horno a 180C/350F
Blanquear las zanahorias baby en una olla con agua hirviendo durante 4-5 minutos. Escurrir. Extender junto con los espárragos sobre una placa, colocar un rulo de mantequilla en el extremo superior de cada espárrago, rociar con aceite de oliva, sazonar con sal y pimienta. Hornear durante 5-6 minutos.
Retirar del horno, extraer el jugo a la naranja y rociarlo sobre las verduras, junto con el azúcar y las semillas de sésamo. Colocar la media naranja exprimida junto a las hortalizas. Volver al horno 4-5 minutos o hasta que las verduras estén tiernas y caramelizadas. Retirar la media naranja. Servir caliente.

Aceitunas negras

Aceitunas a la naranja
Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo, pelado y finamente picado
  • Ralladura de una naranja
  • ¼ cucharadita de ají picante o chile molido
  • 110g/4oz aceitunas negras sin hueso
  • Semillas de comino para decorar

Preparación
Vierta el aceite de oliva en un tazón y agregue el ajo y la ralladura de naranja. Agregue las hojuelas de chile y luego añada las aceitunas negras. Mezclar para combinar el jugo con la capa de aceite. Servir las aceitunas en un plato, espolvoreadas con semillas de comino.
Técnica de la ralladura de naranja: La ralladura de la cáscara de naranja se realiza para aprovechar los aromáticos aceites esenciales contenidos en sus vesículas. Es muy fácil: se retira la cáscara de la naranja con un pelador o un rallador, según el tipo de ralladura que desees. También puedes cortar la cáscara en tiras largas y delgadas con un cuchillo afilado.

Ensalada de naranjas y granadas
Ingredientes

  • 1 naranja, pelada y cortada en 5 rodajas
  • 2 cucharadas de semillas de granada
  • 1 cucharada de hojas pequeñas de menta, para decorar
  • Pimienta negra recién molida

Preparación
Colocar las rodajas de naranja en un plato. Espolvorear sobre éstas las semillas de granada. Decorar con las hojas de menta y moler más de pimienta negro.

Ensalada de naranjas y pomelos
Ingredientes

  • 1 naranja pelada y segmentada
  • 1 pomelo rosado, pelado y segmentado
  • 1 bulbo de hinojo, cortado en rodajas finas
  • 1 cucharadita de semillas de cilantro
  • 1 cucharadita de semillas de comino

Preparación
Mezclar los segmentos de naranja y pomelo con su jugo. Agregue el hinojo en rodajas. Secar al horno el cilantro y las semillas de comino hasta que se sienta su aroma. Triturar y mezclar con la ensalada.
Técnica de segmentación de cítricos: Los cítricos, especialmente naranjas y pomelos, son a veces segmentados para fines de presentación. Se utilizan en ensaladas, jaleas, postres, o como guarnición.  Cortar la parte superior e inferior de la naranja para crear una superficie plana.  Colocar la naranja en una tabla de cortar. Introducir la hoja de un cuchillo afilado entre la cáscara y los gajos, y cortar siguiendo la forma de la naranja aunque quede pulpa adherida a la piel. Pelar completamente la naranja, tira por tira.  Mantenga la naranja en la palma de una mano. Introducir la hoja de un cuchillo afilado hacia abajo y al interior de cada segmento en forma de V, manteniendo la cuchilla al ras de la membrana que separa cada segmento, hasta que todos los segmentos han sido separados.

Foto: vía FlickrCC

Foto: vía FlickrCC

Antiguas medicinas con naranjas

Continuando con la relación entre las naranjas y la medicina, antiguos libros revelan insospechados usos de la naranja. Son recetas sencillas y fáciles de preparar , aunque, como siempre, ante cualquier problema de salud recomendamos visitar a tu médico.

 

 

Jarabes de cortezas de naranja

Se puede preparar un antiespasmódico, es decir, un medicamento que sirve para relajar los músculos y reducir algunos dolores de tipo muscular. Para preparar este jarabe necesitas 85 gramos de cortezas de naranja frescas, aproximadamente medio litro de agua y cantidad necesaria de azúcar. Para prepararlo debes verter el agua hirviendo sobre las cortezas de naranja y dejar reposar 24 hs. Después debes colar la preparación y disolver en éste el doble de su peso en azúcar a calor lento, preferentemente baño María. Se puede tomar de una a tres cucharadas de té por día. También con cáscaras de naranja, pero esta vez secas y de naranjas amargas, puedes elaborar un jarabe de poder tonificante. Necesitas 85 gr. de cáscaras de naranja amarga secas, 650 cm3 de agua, y aproximadamente 1 Kg. De azúcar. El método de preparación es casi el mismo: verter el agua hirviendo sobre las cáscaras, dejar reposar 24 hs., filtrar, añadir el doble de su peso en azúcar y dejar disolver a fuego lento o mejor baño María hasta que tome consistencia de jarabe. Se puede tomar de 1 a 2 cucharaditas de té por día.

Descubriendo el espíritu de la naranja
Esta antiquísima receta tiene propiedades estimulantes, y con el nombre de “espíritu” se conocían los extractos o esencias de diversas hierbas medicinales, también conocidos como alcoholatos simples. El alcoholato de naranjas se prepara con 450 gramos de corteza fresca de naranjas sin la piel blanca interior y aproximadamente 2,75 litros de alcohol de 31°. Debes dejar macerar durante 48 hs las cáscaras en el alcohol y luego destilar a baño María hasta la completa evaporación del alcohol. Se puede ingerir entre 1,5 y 3 gramos por día.

Jarabe de azahares
No podía estar ausente la flor del naranjo, nuestra apreciada flor de azahar. Con un destilado de flores se puede preparar un jarabe de propiedades antiespasmódicas. La receta consiste en aproximadamente 500 gr. de agua destilada de flor de naranjo y 1 Kg. De azúcar blanco. Se disuelve el azúcar en el agua fría y se filtra mediante filtros de papel. La dosis es de 15 gr. y se puede administrar entre 1 y 4 dosis por día.

Tintura de naranjas
Otro medicamento del tiempo de ¡las abuelas de las abuelas! Antiguamente se llamaba “tintura corroborante de Whit” y tiene propiedades tónicas. Se prepara con: 113 gr. de corteza de naranjas sin la piel blanca interior, 50 gr. de quina (corteza de chinchona ) y 25 gr. de raíz de genciana. Dividir los ingredientes en trozos bien pequeños y dejar macerar 24 hs en 600 gr. de alcohol; luego se filtra y ya está lista para usar. Puede tomarse en gotas, diluída en agua, jugo o infusiones.

Foto: vía 123 rf, 123rf

Guía de propiedades medicinales de los cítricos

Los cítricos son una verdadera farmacia natural: la cáscara, jugo y pulpa son utilizados por la medicina natural para mitigar muchísimos malestares y problemas de salud. A continuación, una pequeña pero ilustrativa guía de las propiedades medicinales de los principales frutos cítricos.

Guía completa, fruta por fruta

  • Pomelo: propiedades antitumorales, estimulante del metabolismo, antiséptico, desintoxicante, diurético, depurativo, antidepresivo. Contenido: limoneno en altos niveles. Beneficioso para las personas que padecen mal de Alzheimer, retención de líquidos, depresión, obesidad, disfunción hepática, ansiedad y celulitis. Receta casera para la celulitis: Combinar unas gotas de jugo de pomelo con un chorrito de aceite de onagra o prímula. Masajear el área afectada dos o tres veces por día.
  • Limón: antitumoral, antiséptico, promueve la micro circulación, estimulante del sistema inmunológico, mejora la memoria, relajante. Contenido: limoneno en altos niveles. Beneficioso para: problemas circulatorios, arterosclerosis, obesidad, parásitos, infecciones de tracto urinario, venas varicosas, ansiedad, hipertensión, problemas digestivos y acné. Receta casera para desintoxicar el organismo: exprimir medio limón en un vaso de agua mineral y agregar dos gotas de aceite de limón; beber por la mañana en ayunas.
  • Naranja: antitumoral, relajante, anticoagulante, estimulante de circulación. Contenido: altos niveles de limoneno, beta caroteno y vitamina C. Beneficiosa para: arteriosclerosis, hipertensión, cáncer, insomnio, piel grasa, retención de líquidos y arrugas. Recetas caseras con aceite esencial de naranja: problemas hepáticos, aplicar varias gotas en la zona del hígado y masajear suavemente; problemas respiratorios, verter unas gotas de aceite en las manos y respirar el aroma.
  • Mandarina: antitumoral, relajante, antiespasmódico, digestivo, mejora la circulación. Contenido: altos niveles de limoneno. Beneficiosa para combatir la obesidad, ansiedad, insomnio, irritabilidad, problemas de hígado, problemas digestivos, parásitos y retención de líquidos.

Aromaterapia con cítricos
En aromaterapia, se considera que los aromas cítricos promueven la felicidad, disminuyen el estrés, calman la ansiedad y las tensiones nerviosas; además, potencian la inmunidad y reducen la depresión. Estas propiedades se deben a la presencia del antioxidante d-limoneno. Los aceites de cítricos pueden utilizarse en forma tópica o ingerirse como suplemento, por ejemplo diluídos en agua de arroz o agua mineral, y también añadirse a licuados de frutas. Los ingredientes cítricos se potencian con el agregado de menta, que beneficia las vías respiratorias y promueve la relajación.

Radiografía de los aceites esenciales
Es interesante saber qué especies y partes de la planta nos brindan los beneficiosos aceites esenciales que se utilizan en aromaterapia, además de profundizar en los elementos que contienen. Por ejemplo la naranja dulce brinda los aceites esenciales de la piel; sus principal componente es el limoneno y además de las propiedades antiinflamatorias y sedantes, es un excelente repelente de insectos. La naranja amarga nos provee de aceites esenciales de su piel y la destilación de sus flores, el conocido “Neroli”, sedante y depurativo.

Foto aceite: vía Morguefile

¡Felices fiestas… con naranjas!

Los últimos días del año están llenos de entusiasmo; las familias se preparan para reunirse, se planifica la mesa familiar, la decoración, los detalles con los que demostraremos a nuestros seres queridos cuánto los amamos… Y por supuesto no pueden faltar las naranjas, reinas del Año Nuevo en invierno o en verano.

Las naranjas de Santa

Santa Claus, San Nicolás o Papá Noel, como se lo llama en las diferentes culturas, es conocido como Samichlaus entre los germanohablantes de Suiza; llega en Nochebuena, en Navidad y también el 6 de diciembre, día dedicado a su santo. Con su larga barba blanca y tradicional abrigo de color rojo, Samichlaus deja en la puerta de cada hogar en el que habite un niño, una bota repleta de mandarinas y naranjas junto con otras delicias como nueces y galletas. Los niños acostumbran aprender una breve poesía o un refrán para recitarlo frente a Samichlaus; si lo hacen bien reciben como premio panes de especias, chocolates o mandarinas.

Decoración y gastronomía navideñas y de fin de año con naranjas
Fines de diciembre es una de las mejores épocas para las naranjas: de hecho, podemos comprar por Internet las más jugosas y dulces a muy buen precio. Y por supuesto, aprovechar la fruta íntegramente… ¡hasta para decorar y perfumar la casa en estas fiestas! Las cáscaras pueden ser guirnaldas o colgantes; también puedes secar algunas rodajas de naranja y confeccionar centros de mesa o utilizarlas para decorar el árbol de Navidad. Las cáscaras también pueden servir como perfumados y decorativos portavelas, o convertirse en velas perfumadas rellenándolas con parafina y colocando un pabilo.  En cuanto a las costumbres culinarias, por ejemplo en México se acostumbra preparar el “ponche”, una combinación de frutas y bebidas alcohólicas a la que se agregan gajos de naranja y se sirve caliente.

Solidaridad navideña
El espíritu navideño es festivo pero también muy solidario; de hecho, las navidades y las fiestas de fin de año son un gran estímulo para quienes desean ayudar, y esta es una gran época para demostrar nuestros buenos sentimientos y ejercitar nuestra capacidad para hacer el bien. Las naranjas no podían estar ausentes… y muchos productores de naranjas de la región han destinado parte de su producción para ser donada a familias necesitadas, a través de diversas organizaciones como Cáritas o los ayuntamientos. ¿Quieres ayudar? ¡Acércate a la institución en la que más confíes y averigua cómo puedes hacerlo! Seguramente las naranjas serán bienvenidas en las mesas más humildes.

Fotos:

Naranjas: vía Wikipedia

Bota: vía Morguefile

Vela navideña, vía Wikipedia