Libros con naranjas

¿Te gusta leer? Y… por supuesto, te encantan las naranjas, ¿no es cierto? Entonces te interesará saber que las naranjas muchas veces se han convertido en las verdaderas protagonistas de cuentos y novelas. Hoy te invitamos a recorrer el apasionante mundo de la naranja y la literatura.

La naranja mecánica
Probablemente sea el título que te resulte más familiar. Esta novela satírica de Anthony Burgess se publicó por primera vez en 1962 y fue llevada al cine en 1971 por el genial Stanley Kubrick. Se la considera dentro de la saga que forman novelas como “1984” de George Orwell y “Un mundo feliz” de Aldous Huxley. El título utiliza una expresión popular (“As queer as a clockwork orange”, algo así como “tan raro como una naranja mecánica”) pero trata sobre la aplicación de las respuestas o reflejos mecánicos a un organismo vivo, dulce y lleno de color, como sería una naranja, la llamada “técnica de Ludovico” a la que someten al protagonista. La película fue muy impactante; en Inglaterra tuvo que ser retirada de cartel poco más de un año después de su estreno y solamente pudo ser reestrenada tras la muerte de Kubrick, en 1999.

Mi planta de naranja-lima
Seguramente también conoces esta novela del brasileño José Mauro de Vasconcelos, nacido en Río de Janeiro en 1949. Perteneciente al realismo mágico, fue tan exitosa que en 1968 encabezó las listas de “best-sellers”. Su protagonista es Zezé, un niño de cinco años, nacido en el seno de una familia pobre, que tiene como amigo a Minguinho, un naranjo al que le cuenta todas sus cuitas. Si algo te resulta familiar, es porque en 1970 esta novela fue llevada al cine y actualmente se está preparando una nueva versión filmada en Minas Gerais.

Cinco pepitas de naranja
Demos una vuelta por el mundo del misterio: una vez más el sorprendente Sherlock Holmes debe resolver un caso… con semillas o pepitas de naranja. La novela de Sir Arthur Conan Doyle narra una historia relacionada con el Ku Klux Klan, la nefasta sociedad secreta norteamericana dedicada a perseguir y asesinar a la población negra. Según esta novela, los crímenes y atropellos del K.K.K. eran precedidos por un aviso extraño pero fácilmente identificable, como hojas de encina, semillas de melón o… pepas de naranja, precisamente las que recibe en un sobre proveniente de la India, la futura víctima del Klan que necesita la ayuda del detective.

Naranjas de la China
Un libro para niños, escrito por Marinella Terzi, una autora nacida en Barcelona en 1958; escritora, traductora y editora, en el año 2005 obtuvo el premio Cervantes Chico, concedido por los libreros de Alcalá de Henares. El protagonista de la historia cuenta historias dulces como naranjas y otras amargas como limones, demostrando que todo en la vida tiene un poco de naranja y un poco de limón.

Queda mucho en el tintero, como «Cinco cuartos de naranja», una novela de Joanne Harris, ideal para los amantes de la gastronomía, una historia un poco dulce y un poco amarga… como las naranjas. Lo que sigue es sencillo: un buen vaso de jugo de naranjas, pastel de naranjas, licor de naranjas o lo que te apetezca y… un buen libro para leer. ¿Cuál es tu novela favorita? ¿Has leído algún libro con naranjas? ¡Compártelo!

Naranjas a la hora del té

¿Eres un entusiasta de la hora del té? Entonces, nada mejor que esperar las cinco de la tarde y beber una buena taza de té con tostadas y mermelada de naranjas. De hecho, pocas combinaciones son tan “inglesas” y deliciosas como el té y las naranjas. Pero no es la única… ¡Sigue leyendo!

Te sabor naranja

El té OP
El té Orange Pekoe es una exquisita variedad de té negro proveniente de la India y de Sri Lanka. Básicamente se trata de una combinación de hojas de té secas de diferentes tamaños y edad (de hecho, los tés más valiosos son los elaborados con yemas y brotes). El té Pekoe contiene brotes y capullos sin abrir y su aroma y sabor son ligeramente amargos para finalizar con un toque dulce. La denominación de “Orange” puede deberse precisamente a esta característica, aunque según otras versiones se debe al papel de la Casa de Orange (Holanda) en el comercio del té con la India, al color cobrizo o naranja brillante de las hojas secas en la mezcla pekoe o al color de la bebida una vez preparada. Como sea, la naranja está presente en esta deliciosa variedad de té y bien merece que bebamos una taza en su honor.

Cáscaras de naranja… con o sin té
Las infusiones con naranja son estimulantes y muy fáciles de preparar. Puedes hacerlas en casa o adquirirlas ya elaboradas en las tiendas de comestibles, como la exquisita combinación de cáscara de naranja, canela y anís que muestra la fotografía. Esta mezcla no contiene hojas de té; se prepara con trocitos de cáscara de naranja desecada, trocitos de manzana, rosa mosqueta, canela en rama y semillas de anís y tiene un gran poder digestivo y estimulante. Otra mezcla combina cáscaras de naranja y limón, rosa silveste, hibiscos, trocitos de manzana y piña con hojas de té; tiene poder relajante y ayuda a combatir el dolor de cabeza. También contiene vitaminas y antioxidantes.

Delicias para compartir
La naranja también puede estar presente en forma de pequeñas delicias para compartir, como cascaritas de naranja bañadas en chocolate, acarameladas, azucaradas o confitadas, bombones de fruta con sabor a naranjas y estas exquisitas trufas de naranja y zanahoria:
Ingredientes:

  • 2 tazas de zanahoria finamente rallada
  • Jugo y ralladura de dos naranjas
  • 2 tazas de azúcar
  • 2 clavos de olor, canela o vainilla para aromatizar
  • Azúcar y lentejas de chocolate para decorar

Preparación
Mezclar la zanahoria rallada con las 2 tazas de azúcar y el jugo de las naranjas, llevar a fuego suave, aromatizar con los clavos de olor, la canela o vainilla (según el gusto de cada uno) y cocinar hasta que tome punto de mermelada (se ve el fondo de la olla al revolver la mezcla). Retirar del fuego, formar bolitas, hacerlas rodar por azúcar y ponerlas en pirotines. Decorar con una lenteja de chocolate.

Postres de naranja bajas calorías

Una naranja fresca, pelada y separada en sus gajos es en sí misma un postre delicioso. Sin embargo, a veces tenemos ganas de comer algo rico, pero sin descuidar nuestro peso… A continuación, una selección especial de postres con naranjas ¡bajas calorías!

Postres de naranja bajas caloríasEspuma de naranja
Rinde: 8 porciones – 160 cal. cada una
Ingredientes

  • 1 vaso de jugo de naranjas
  • 4 cucharadas soperas de queso untable descremado
  • 250 gr. de ricota magra
  • 4 huevos
  • Cáscara de naranja cortada en juliana, cantidad suficiente
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • Edulcorante y esencia de vainilla a gusto

Preparación:
Colocar en un recipiente la ricota, las yemas de huevo, el jugo de naranja, el edulcorante, el polvo de hornear, la vainilla, y mezclar. Batir las claras a punto nieve, incorporarlas a la preparación anterior y combinar en forma envolvente. Verter en moldes individuales previamente rociados con rocío vegetal y cocinar en horno moderado a baño maría durante 15 minutos. Servir tibio decorado con el queso y las tiritas de cáscara de naranja.

Muffins con mermelada – 8 porciones – 175 Kcal
Ingredientes

  • 2 tazas de harina integral
  • 1 taza edulcorante
  • 3 cucharaditas de polvo de hornear
  • ½ cucharadita de sal
  • ¾ taza leche descremada
  • 3 cucharadas de aceite
  • 1 huevo batido
  • 10 cucharaditas de mermelada de naranja bajas calorías
  • Rocío vegetal

Preparación
Combinar la harina con el edulcorante, el polvo para hornear y la sal. En otro bol combinar la leche con el aceite y el huevo. Agregar a los ingredientes secos y mezclar hasta homogeneizar. Humedecer los moldes de muffins con rocío vegetal y volcar la preparación llegando hasta 1 cm del borde. Hacer un huevo en el centro de cada muffin con el mango enharinado de una cuchara de madera y disponer la mermelada. Cocinar en horno precalentado a temperatura media durante 20 minutos o hasta que estén dorados. Retirar del horno y desmoldar luego de haber dejado reposar 2 minutos. Servir tibios.

Muffins con mermelada

Helado de melón y naranja – 4 porciones – 95 calorías
Ingredientes

  • 2 tazas de melón pisado
  • 100 cc de yogur descremado de vainilla (¡recuerda las equivalencias!)
  • 2 claras
  • 2 cucharadas de zumo de naranja
  • 4 cucharadas de edulcorante en polvo
  • 1 sobre de gelatina sin sabor

Preparación
Disuelve la gelatina en el zumo de naranja.  Deja reposar por 10 minutos. Luego colócala en fuego bajo hasta que se vuelva líquida nuevamente. Incorpora el puré de melón. Aparte bate las claras a punto nieve. Agrega el edulcorante. Sigue batiendo hasta que se forme merengue. Incorpora el merengue a la preparación anterior en tres veces con movimientos envolventes. Integra completamente. Vierte la preparación en vasos, llévalo al freezer o nevera por 2 horas.

Arrollado de naranja – 8 porciones
Ingredientes:

  • 1 Pionono de vainilla
  • Queso blanco descremado 600 g
  • Ralladura de naranja 1 cucharadita
  • Edulcorante 15 sobres
  • Claras batidas a nieve 2
  • Gelatina sin sabor 1 sobre (7 g)
  • Agua ¾ tza
  • Decoración: salsa de frambuesa.

Preparación
Diluir la gelatina con el agua en un jarrito, calentar hasta que se ponga transparente y dejar entibiar. Licuar el queso, el edulcorante, la ralladura y la gelatina. Incorporar las claras a nieve.
Armado:
Extender la crema de naranja sobre el pionono (reservar 3 cucharadas para la cubierta) y arrollar. Untar con la crema reservada y decorar son las tiritas de naranja.
Servir salseado con la salsa de frambuesa.

Nuevas ideas para naranjas en conserva

Una de las formas más populares de conservar naranjas es convertirlas en mermelada, pero las naranjas pueden brillar en todos los estantes de la alacena durante meses o años, preparadas de distintas maneras.   Las naranjas compradas por Internet son ideales para preparar conservas ya que no tienen aditivos químicos y las frutas están sanas y limpias.  ¿Quieres saber cómo conservar naranjas? ¡Sigue leyendo!

Conserva marroquí de naranjas sanguinas
Una tradicional fórmula de la cocina marroquí que en realidad tiene como protagonistas a los limones y limas, puede elaborarse perfectamente con naranjas. Esta conserva es ideal para aromatizar y complementar platos con carnes o verduras, y se recomienda prepararla con naranjas sanguinas.
Ingredientes:

  • 8 a 10 naranjas sanguinas
  • 125 gr. de sal gruesa
  • 1 rama de canela
  • 1 cucharadita de pimienta en grano
  • 3 vainas de cardamomo

Preparación
Seleccionar 4 ó 5 naranjas, lavarlas, secarlas y cortarlas por la mitad. Cubrir el fondo del tarro con sal, agregar una capa de naranjas, cubrir con sal, agregar las especias y continuar alternando capas de naranja, sal y condimentos hasta llenar. Exprimir las otras 4 ó 5 naranjas y llenar el tarro con el jugo. Cerrar y dejar macerar por lo menos un mes, en un lugar fresco y oscuro. Si al utilizarlas el sabor te resulta muy fuerte puedes enjuagarlas unos segundos bajo el chorro de agua de la canilla. También pueden tostarse o asarse ligeramente en la plancha.

Naranjas deshidratadas
La deshidratación es uno de los métodos de conservación más antiguos que se conocen. Consiste en extraer el agua del alimento mediante secado o calor; casi cualquier alimento puede ser deshidradatado y luego vuelto a hidratar para consumirlo. En la actualidad existen métodos industriales de deshidratación pero igual podemos hacerlo en casa y luego utilizar esta conserva para aromatizar y decorar nuestras comidas.
Ingredientes

  • Naranjas cantidad deseada

Preparación
Elegir las naranjas a deshidratar, lavarlas, secarlas y cortarlas en rodajas lo más finas posible.
Cubrir una bandeja de horno con papel vegetal y colocar las rodajas de naranja sobre el papel cuidando que no se encimen.
Colocar las bandejas en el horno a temperatura suave dejando la puerta entreabierta. Cada tanto dar vuelta las rodajas de naranja para que se vayan secando en forma pareja. Si el papel se humedeció mucho y dificulta la deshidratación, quitarlo y colocar las rodajas sobre una rejilla. El proceso completo puede llevar algo más de dos horas; el objetivo es que las rodajas queden transparentes y crujientes. Conservar en tarros bien cerrados, en un lugar seco y oscuro. Se pueden utilizar seca o rehidratada para aromatizar platos salados o dulces.

En el próximo artículo, ¡más ideas para conservar naranjas!

Naranjas y turismo, viajando por el mundo

Seguramente conoces las famosas rutas del vino, de los olivos, de los quesos… Rutas turístico-gastronómicas que invitan a saber más acerca del alimento, su historia, sus características, y conocer a las familias que se dedican a su producción. ¡Las naranjas no podían ser menos! No importa qué lugar del mundo visites, siempre podrás combinar naranjas y turismo.

Ruta de la Naranja en América
Tal vez la más famosa sea la de Panamá; de hecho este país centroamericano es un gran productor de naranjas jugosas y dulces que ya comienzan a exportarse. Aquí se produce la variedad Valencia, la más demandada a nivel mundial; la mayor productora es la provincia de Coclé que se especializa en cultivos orgánicos. Esta Ruta de la Naranja se inicia en Penonomé, capital de la provincia de Coclé, a sólo 150 Km. de la ciudad de Panamá la capital. Aquí se visitan museos y otros monumentos y también una feria artesanal, para dirigirse a la zona montañosa de la provincia donde se encuentran los productores de naranjas. Se recorren viveros y fincas, los visitantes participan en la recolección y finalmente se recorren plantas procesadoras, todo matizado con degustaciones de frutas y jugo.

Ruta de la Naranja en Europa
Recorrido obligado en la provincia de Castellón, durante el año 2011 fue realizado por más de veinte mil turistas. El recorrido combina diversión, contacto con la naturaleza, disfrute del patrimonio arquitectónico, artístico y cultural con el conocimiento y degustación de estas prestigiosas naranjas incluyendo una visita al Museo de la Naranja de Burriana. Se desarrolla a lo largo de los municipios de Burriana, Nules, Moncofa, Xilxes y Almenara con la naranja como estrella aunque… no la única protagonista; de hecho, los turistas pueden disfrutar de otros productos gastronómicos como ¡la paella o los turrones!

Homenaje a la naranja en Australia
Australia es uno de los grandes productores de naranjas del mundo, con alrededor de 450.000 toneladas pronosticadas para el año 2012. Sus naranjas son deliciosas pero… ¿sabías que inspiraron la arquitectura de la célebre Opera House, símbolo de la ciudad de Sydney en todo el planeta? Este magnífico auditorio inaugurado por la reina Isabel II en 1973, diez años después de la fecha prevista, fue diseñado por el famoso arquitecto danés Jørn Utzon. Se trata de grandes estructuras curvas recubiertas con mil millones de azulejos de color blanco y crema, asentadas sobre 580 pilares clavados a 25 metros bajo el nivel del mar. Según la leyenda, Jørn Utzon estaba comiendo una naranja de postre cuando al pelarla y dividirla en 8 partes descubrió que cada trozo tenía dos caras planas y un octavo de superficie esférica y, superponiéndolos de diferentes formas, imaginó un bello velero listo para zarpar desde la hermosa Bahía de Sidney.

Foto: vía Wikipedia