Los sofisticados invernaderos de naranjas

Las naranjas siempre fueron un manjar codiciado; para que nunca faltaran en su mesa, un emperador chino de la dinastía Han, hace tres mil años, creó el cargo de “ministro de naranjas”. Príncipes y emperadores de los países fríos, entre los siglos XVIII  y XIX crearon en sus palacios las famosas “orangeries” o invernaderos de naranjas, para atrapar estos soles en miniatura.

El Musée de l’Orangerie, en París
Este inigualable espacio alberga actualmente “Les Nymphéas”, unos murales pintados por el impresionista Monet para celebrar la finalización de la Primera Guerra Mundial. El invernadero de naranjos fue diseñado por el arquitecto Firmin Bourgeois y se encuentra en la esquina sudoeste del Jardín de las Tullerías. Sus paredes de vidrio, orientadas hacia el sur, le permitían recibir abundante luz solar. Además de los murales de Monet, se exhiben más de cien obras de arte en sus sorprendentes salas ovales.

El invernadero de naranjos del palacio de Versalles
Este palacio es uno de los más famosos de Francia y considerado el complejo arquitectónico monárquico más importante de Europa. Son tres palacios, jardines y parque; debajo de la Escalera de los Cien Peldaños se encuentra el invernadero de los naranjos, una galería de 155 metros de largo y 13 metros de alto con dos galerías laterales. Es una obra arquitectónica de gran pureza y talento; alberga 1080 árboles, entre naranjos provenientes de Portugal, España e Italia, limoneros, granados de más de 200 años, adelfas y palmeras. Los árboles fueron plantados en recipientes de madera y podados en forma de bola con fines decorativos. Todos los años, entre mayo y octubre, permanecen fuera del invernadero brindando sus frutos a los paseantes.

El palacio Oringeriescholoss
Este invernadero se encuentra en el famoso parque Sanssouci, en Potsdam, ciudad alemana capital del estado de Brandeburgo, cerca de Berlín y a orillas del río Havel. Forma parte de un impresionante conjunto de edificios construidos por el rey Federico Guillermo IV entre 1851 y 1864. Actualmente alberga reproducciones de obras de Rafael. Las obras tomaron como modelo una villa renacentista italiana que aporta un indudable aire mediterráneo; los invernaderos laterales de 300 metros de largo todavía se utilizan para proteger del frío grandes macetas con plantas delicadas.

Palacio Orangerieschloss

El restaurante Orangery
Este restaurante funciona en lo que fue el invernadero de naranjos del palacio de la familia Branicki, en Białystok, principal ciudad y capital histórica del voivodato de Podlaquia, en Polonia, actualmente convertido en un hotel. En el siglo XVIII el invernadero era famoso por las fiestas y bailes que se realizaban; es un bello edificio de estilo barroco y por su esplendor es conocido como el Versalles de Podlaquia. El invernadero está acompañado por cuatro piscinas con fuentes, un puente sobre el canal y estatuas de dioses y héroes mitológicos.

Foto: vía Wikipedia